viernes, 16 de diciembre de 2011

Definiendo imposibles

Es la ignorancia, es la pesadumbre, es el silencio de los ilusos, es la miel en los labios, es la palabra mal dicha, es el sí que es no, es el no que se escondió, es do, es si bemol, es misterio o acertijo, es menosprecio, es alteración, es un error o un acierto, es correspondido, es alérgico, es un dolor o es la sanación, es un camino, un sendero o un río; es hoy, es ayer, será mañana o será después. Es viento, aire, fuego y agua, es tierra o metal, es aliento, es un beso, es una flor, es letra, es abecedario, es Roma, es París, es Santiago o Finisterra, es un nombre o un apellido, es un amanecer, es un atardecer; es un punto o una coma, es un libro, un marcapáginas, un peluche de la estantería, una libreta medio escrita, una pinza en el escritorio, un lapiz sin punta, un despertador roto, una cámara, una cinta, una pantalla blanca, un disco virgen, unos auriculares, una canción, unas pilas, una cámara, una foto. Es un corazón roto, es un cerebro sin ojos, es un estómago turbulento o unas mariposas sueltas. Es un reloj ahogado, unas manecillas que marcan la fatal hora, es un bolígrafo sin tinta, un cinturón tirado, una cama sin hacer, una almohada doblada, una insípida botella, una maleta abierta, alguien desaparecido, un aire fresco, una gota de agua que cae y cae... Es un perfume que no se olvida, una guillotina que corta sus cartas, es la habitación vacía que dejó tras marcharse.

Es la enumeración de los días que pasan sin que nada cambie. La enumeración de cosas que al ver recuerdos me traen, que como jueces de olvidos hablan.

Es nostalgia, es descripción, es olvido, es recuerdo. Es todo lo que escribí y todo lo que lei de ti. 

Es, posiblemente, una bendición y una maldición.

Lo llaman amor.


1 comentario:

MB dijo...

Es, posiblemente, lo peor y lo mejor que me ha pasado en la vida.

Una vida en la que traté de alcanzar reflejos, esos mismos que resultaron ser un espejismo. Tuvieron que pasar los años para encontrar esa parte de mí que una vez perdí. Y, después de todo aquello, estoy aquí. Para unos, quizás no haya cambiado nada, disimularé ser la misma. Sin embargo, para otros, ya nada volverá a ser igual.

Publicar un comentario

Entradas populares

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;