miércoles, 28 de diciembre de 2011

Un bonito sueño

Cuando no se sabe por donde comenzar, siempre pienso que hay que hay que empezar por el principio... Pero a veces la memoria te juega malas pasadas y lo único que recuerdas de la otra persona es su sonrisa, sus ojos, su voz, sus manos, su presencia... haciéndote olvidar cómo os conocistéis, cómo fuisteis creciendo juntos, cómo cambiaron vuestras vidas juntos. Quizás porque nada tiene importancia, salvo que la otra persona existe, que está ahí y que podéis soñar juntos.

Desconozco el momento en que comprendí que no podía vivir sin ti, desconozco la hora en que supe que eras distinta, desconozco el minuto en que entendí que nada importaba, salvo tú. No sé cuándo me atreví a confirmar mis sentimientos, todavía tiemblo al pensar en lo que estoy haciendo y aún no sé cómo afrontarlo. No sé qué significa siempre, pero me gustaría conocerlo contigo; no sé qué significa amor, porque cada día que paso contigo conozco una nueva acepción...

En ocasiones pienso que estar solo hubiera sido lo mejor, porque entonces no tendría miedo a perderte. También pienso que quizás no sea bueno dar otro paso más, porque no sé qué pasará en el futuro y lo que más me molestaría es pasar tiempo sin disfrutar de tu voz; sabiendo que he podido hacerte el daño que antes te ayudaba a curar. Pero es entonces cuando pienso que sería injusto para mi corazón y para el tuyo no ser sincero y seguir mintiéndome, seguir diciendo que no, que es mejor seguir caminando sobre el agua que zambullirme y bucear en tu busca.

Y ahogarme en tus silencios, en tus anhelos, en tus malestares que intentar atravesar el hielo que se forma cuando alguien te hiere. Alcanzarte para salvarte, no sólo ser tus alas, sino también tu guía, tu norte y parte de tu destino.

Ya no ser como un pájaro que vuela junto a la estrella, sino ser parte de su fuego, de esa luz que ilumina al mundo entero... a nuestro mundo.

Ser el ángel que por la noche te resguarde entre sus brazos y te cubra del frío con sus alas.
Y que tú seas la persona a la que debo proteger incluso de mí mismo... La persona a la que amar con cada latido de un corazón que vuelve a latir por alguien.

Muchos se reirán de la palabra amor, pero para mí es la palabra más importante del mundo... y no puedo averiguarlo solo, así que ven... porque quiero que lo comprobemos juntos


Como dos estrellas en el cielo, de quien la luna tenga envidia; como dos ángeles surcando el aire, de quien los pájaros canten alegorías; como dos amantes, que se entreguen al sueño de una noche de verano... y de otoño, y de primavera, y de invierno... Un sueño del que no despertemos, que no se torne en pesadilla y que no se olvide.

He buscado en el cielo,
en la tierra, en el océano,
y hasta en tu pelo.


He viajado lejos buscando
algo que sentía perdido
y que venía anhelando.

En la noche soñé con ella,
buscando su luz bella
en el horizonte de la ciudadela.

Hasta descubrir que mi meta
siempre había estado cerca,
tan cerca como lo estaba la Estrella.


Porque a veces cuesta más poner Te quiero que cientos de carácteres para describir algo que me convencí no se podía describir. Porque se han escrito miles de palabras para hablar de amor y siempre siento que ninguno tiene razón. Porque no hay nada que hable de nosotros dos salvo todo lo que nosotros queramos que hable.

Porque tú y yo podemos forjar un nuevo camino, cruzando aquellos que durante tanto tiempo fueron paralelos en uno solo...

Por eso te pregunto: ¿Quieres venir conmigo a cruzar esos mares de tempestad, a caminar senderos que nadie conoce, a comenzar algo de lo que conozcamos el principio pero no el final, a vivir juntos... compartiendo la mitad de tu vida conmigo y yo la mitad de la mía contigo?



2 comentarios:

MB dijo...

Sí, quiero :)

LaNiñaMariposa / JemapelleMidori dijo...

Bello y perfecto así es el amor.

Felicidades!

Publicar un comentario

Entradas populares

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;